Peine de mono

Boletín Informativo   Nro. 76

 

Noviembre de 2013

 

La especie del mes: Peine de mono (Pithecoctenium cynanchoides DC.), familia Bignoniaceae

 

El ‚Äúpeine de mono‚ÄĚ o ‚Äútrompeta de Venus‚ÄĚ, es una enredadera le√Īosa, nativa, distribuida en Brasil, Paraguay, Uruguay, Per√ļ, Bolivia y Argentina. En nuestro pa√≠s se encuentra desde el norte hasta C√≥rdoba, donde es muy com√ļn encontrarla en el bosque serrano y en ambientes degradados. Es una de las especies ornamentales de la flora nativa recientemente propuesta como requerida para cultivo por la belleza de sus flores blancas. El peine de mono es una liana de ramas angulosas con tallos hexagonales. Presenta hojas opuestas largamente pecioladas, con 2 a 3 fol√≠olos acorazonados, uno de ellos est√° transformado en zarcillo lo que le permite trepar sobre las ramas de otras plantas. Sus flores son grandes, muy vistosas, de forma tubular-campanular de 4 a 6 cm de largo, blanco-cremosas con l√≠neas amarillas en la garganta e interior del tubo corolino. Florece entre diciembre y junio, la floraci√≥n se prolonga desde un par de semanas hasta 2 meses, produce entre 10 y 30 flores por planta que duran 4 d√≠as entre noviembre y febrero. Se encuentran agrupadas de a pares en racimos, secretan n√©ctar y presentan un aroma suave durante el primer y segundo d√≠a. Son polinizadas por abejas y sus visitantes florales son cole√≥pteros. Su fruto es le√Īoso, casta√Īo claro, de 10 cm de largo, est√° cubierto exteriormente de numerosos y peque√Īos dientes como un cepillo, lo que le da el nombre de ‚Äúpeine de mono‚ÄĚ. El fruto es dehiscente, es decir se abre espont√°neamente y libera sus semillas aplanadas y aladas, entre enero y marzo. Puede llegar a desarrollar hasta 90 semillas por fruto las cuales poseen alta tasa de germinaci√≥n y no requieren de ning√ļn tratamiento pregerminativo. El cultivo de plantas aut√≥ctonas posee mayores ventajas sobre las plantas introducidas en cuanto a los requerimientos de cuidado, adaptaci√≥n a las condiciones ambientales, para recuperar √°reas naturales degradadas, restituir el paisaje natural, proteger el germoplasma aut√≥ctono y conservar la biodiversidad. En el Bolet√≠n N¬ļ 58 de Ea (Julio de 2011), se encuentra una clave con la cual podr√° reconocer m√°s f√°cilmente esta enredadera entre otras trepadoras al recorrer nuestras sierras (http://www.ecosistemasarg.org.ar/index.php?Modulo=boletines&Id=58&Titulo=Enredaderas).

 

© Texto y fotografías: Irene Lett - Ecosistemas Argentinos