Puma

Boletín Informativo   Nro. 54
Diciembre de 2010

 
La especie del mes: "Puma" Puma concolor. Familia Felidae

Si bien por su rol ecol√≥gico es considerado integrante del grupo de los grandes gatos, el Puma se encuentra m√°s bien emparentado a los gatos peque√Īos, por ciertas caracter√≠sticas como ausencia del hueso hioides (por lo que no puede rugir como otros grandes felinos) y por poseer la capacidad de ronronear. Comparte los mismos ancestros con el africano Guepardo,¬† Acinonyx juvatus, y con el americano Yaguaround√≠, Puma (Herpailurus) yaguarondi. En base a criterios geogr√°ficos y morfol√≥gicos, fueron descriptas 32 subespecies, pero estudios moleculares m√°s recientes, reemplazaron la vieja clasificaci√≥n, y hoy se reconocen¬† s√≥lo 6. Su distribuci√≥n, abarca aproximadamente cien grados de latitud, desde Canad√° hasta el sur de la Patagonia argentina y chilena (exceptuando Tierra del Fuego), convirti√©ndose en el carn√≠voro terrestre con mayor distribuci√≥n en el mundo, y el segundo felino en tama√Īo de la Argentina. Su tama√Īo y coloraci√≥n var√≠an a lo largo de su distribuci√≥n. Los machos tienen un peso¬† 50 % mayor que las hembras. Miden entre 2.0 y 2.3 m de largo, donde un tercio corresponde a su cola. Son solitarios y territoriales. Son pol√≠gamos, y a partir de los 2 y 3 a√Īos, las hembras, pueden reproducirse, pariendo en promedio de 3 cr√≠as, las que nacen con un pelaje manchado. El Puma, es una especie clave como reguladora de las poblaciones de herb√≠voros, disminuyendo la presi√≥n que √©stos ejercen sobre la vegetaci√≥n. Pero tambi√©n, se ha convertido en una ‚Äúespecie conflictiva‚ÄĚ por la creciente competencia con los humanos, por necesidades similares de alimentaci√≥n (ganado dom√©stico) y de espacio. Las razones que favorecen a √©ste conflicto, radican en la recuperaci√≥n de las poblaciones de algunos carn√≠voros que quisieron ser extirpados, el crecimiento y expansi√≥n de las poblaciones humanas a sitios remotos donde habitan los carn√≠voros, la fragmentaci√≥n del h√°bitat y la disminuci√≥n global de las presas nativas que han convertido al ganado en una presa com√ļn y accesible. En este contexto, el conflicto entre carn√≠voros y humanos, por la predaci√≥n de ganado dom√©stico, representa una de las mayores amenazas a su declinaci√≥n global, y la creaci√≥n de √°reas protegidas solo ofrece un paliativo para su conservaci√≥n, pudiendo fracasar si √©stas son muy peque√Īas, si no poseen un ensamble de presas nativas sano o si est√°n rodeadas por poblaciones humanas. En las Sierras Grandes de C√≥rdoba, se est√° desarrollando el primer proyecto de estudio de carn√≠voros grandes dentro y fuera del Parque Nacional Quebrada del Condorito. Hemos observado que la creaci√≥n del √°rea protegida influy√≥ sobre la densidad relativa de √©ste carn√≠voro, ya que su ocurrencia aument√≥ dentro del parque, probablemente por la mayor disponibilidad de refugio y presas. Sin embargo fuera de este se observa una tendencia creciente pero en menor magnitud. Contrario al dicho popular, que dice que la gran abundancia de ganado dom√©stico atrae a los predadores, en √©ste estudio se corrobora lo contrario.¬† Encontramos que se alimenta preferentemente de presas muy peque√Īas, como los cuises y que √©ste consumo fue aumentando desde la creaci√≥n del parque, a tal punto que actualmente el consumo de ganado domestico disminuy√≥ un 25%. La extinci√≥n de presas grandes nativas (como el Guanaco), el aumento en la abundancia de mam√≠feros peque√Īos dentro del parque y el recambio de ganado menor por mayor, serian responsables del cambio en la dieta. Este estudio nos advierte tambi√©n sobre el importante rol de los herb√≠voros nativos, y sobre las perjudiciales consecuencias de incendios y sobrepastoreo que amenazan a √©sta zona de pastizales de altura en el delicado equilibrio del sistema. En C√≥rdoba, esta protegido por la ley 7.343, ‚ÄúLey Provincial del Ambiente‚ÄĚ. No es mencionado en la resoluci√≥n de caza deportiva (que enumera las especies autorizadas a cazar), por lo que su caza est√° prohibida en toda la provincia. Lamentablemente, el escaso control e implementaci√≥n de la ley, ocasionan que la caza ilegal sea frecuente, ya sea debida al conflicto por predaci√≥n de ganado, caza deportiva (coto de caza ilegal) o mascotismo.

 

¬© Texto y¬† Fotograf√≠as: M√≥nica P√≠a ‚Äď Ecosistemas Argentinos