Zarzamora

Boletín Informativo   Nro. 51

Agosto de 2010

La especie del mes: ‚ÄúZarzamora nativa‚ÄĚ Rubus imperialis Cham. & Schldl.¬†Familia: Rosaceae.
 

Es un arbusto de hasta 4 m de altura, con ramas decumbentes o apoyantes, alargadas, provistas de aguijones retrorsos. Tiene hojas alternas, trifolioladas, con folíolos pubescentes de márgenes aserrados. Sus flores blancas se disponen en racimos axilares o terminales. Su fruto es carnoso y comestible de color morado oscuro a negro de 0.7- 1.2 mm long.
En el noroeste argentino se la consume como fruta fresca y en infusiones de brotes y flores como antidiarreico, astringente y antihemorroidal. Recientes estudios de laboratorio demostraron que extractos de R. imperialis inhibieron actividad microbiana.
El g√©nero Rubus cuenta con unas 250 especies de plantas, que se extiende pr√°cticamente en todo el mundo, siendo la mayor√≠a de ellas originarias del Hemisferio Norte. Este g√©nero agrupa a las conocidas ‚ÄúZarzas‚ÄĚ, muy utilizadas en jardiner√≠a para ornamentaci√≥n o para la extracci√≥n de sus frutos. Probablemente para nosotros la especies m√°s conocida es la ‚ÄúZarzamora‚ÄĚ (Rubus ulmifolius) originaria de Eurasia y una de las especies invasoras m√°s agresivas de la provincia de C√≥rdoba y otras regiones del mundo.
En Argentina se encuentran cuatro especies de Rubus nativas, R. geiodes habitante del sur del pa√≠s, R. schottii y R. urtidifolius en el noreste de Argentina, y R. imperialis. Esta √ļltima se encuentra desde Bolivia hasta el centro de Argentina. En nuestro pa√≠s hab√≠a sido mencionada para Jujuy, Salta, Tucum√°n, Norte de Catamarca, y Misiones. Hace unos a√Īos la recolectamos en la ladera este de las Sierras Grandes de C√≥rdoba, entre los 1200 y 1700 m snm. Primero cre√≠mos que era una especie invasora, pero despu√©s de varias horas en el Museo Bot√°nico (IMBIV), logramos comprobar que se trataba de esta especie, y que ya hab√≠a sido colectada por Hieronymus y Kurtz en 1876 y 1889, respectivamente,¬† pr√°cticamente en el mismo lugar que fue colectada por nosotros, s√≥lo que m√°s de 120 a√Īos antes. Su hallazgo demuestra una vez m√°s que falta mucho por conocer de la flora de nuestra provincia.
Esta especie es uno de los arbustos m√°s comunes y representativos de los bosques montanos h√ļmedos del noroeste argentino. A pesar de ser una novedad para la provincia, la hemos encontrado posteriormente en varios lugares de las Sierras. Por ejemplo en lo m√°s profundo de la Quebrada del Condorito, existen abundantes y enmara√Īados manchones de R. imperialis, en el sotobosque de Coco (Zanthoxylum coco), Mait√©n (Maytenus boaria), Molle (Lithraea molleoides) y Tabaquillo (Polylepis australis). Cuando crecen en sitios soleados, pueden ser achaparradas y m√°s compactas, bajo sotobosque apoyan y ‚Äútrepan‚ÄĚ entre el dosel, adquiriendo formas m√°s laxas.
La ubicación central de la provincia de Córdoba hace que en ella se vean representadas especies características de diferentes regiones fitogeográficas (Monte, Espinal, Chaco y Pampa). Al mismo tiempo las Sierras de Córdoba pertenecen a las Sierras Pampeanas que se extienden desde Bolivia en su extremo norte y en su extremo sur donde se encuentran las Sierras de Córdoba y San Luis. Estas sierras han permanecido como verdaderas islas biogeograficas desde su lejano origen, en el Cámbrico. Por eso muchas de las especies que encontramos en las sierras de Córdoba y San Luis, se encuentran distribuidos en las Sierras Pampeanas o comparten taxones emparentados a lo largo de las otras sierras, como lo es el caso de R. imperialis.
En virtud de su capacidad de cubrir suelos desprotegidos,¬† Rubus imperialis deber√≠a ser tenida en cuenta a la hora de dise√Īar programas de restauraci√≥n. Particularmente, podr√≠a ser muy √ļtil para repoblar zonas donde fueren removidas plantas ex√≥ticas, con el fin de impedir o minimizar la re-invasi√≥n. Se estima de f√°cil multiplicaci√≥n en vivero y trasplante.

¬© Texto: : Melisa A. Giorgis, Germ√°n Jaacks y Ana M. Cingolani. Fotograf√≠as: Mart√≠n Avila ‚Äď Ecosistemas Argentinos