Calceolarias

 

Boletín Informativo   Nro. 36

Abril de 2009

 

La especie del mes: Calceolaria polyrhiza CAV. (Calceolariaceae)     

Las ‚ÄėCalceolarias‚Äô constituyen uno de los grupos caracter√≠sticos de la flora andina y patag√≥nica. Su rasgo distintivo es la forma¬†de sus flores, ya que su corola bilabiada globosa le confiere cierta forma de zapatito. De all√≠ el nombre del g√©nero, del lat√≠n Calceolus: calzado, zapato. Popularmente se las conoce con diversos nombres: capachitos, topa-topa, zapatitos de la virgen, zapatitos de Venus. ¬†Por sus vistosas flores, en muchos lugares del mundo son utilizadas como ornamentales, habi√©ndose desarrollado h√≠bridos artificiales a partir de nuestras especies nativas.¬†

Otro rasgo distintivo de las Calceolarias es que, en lugar de néctar como ocurre en la mayoría de las plantas con flores, producen aceites no volátiles como recompensa floral. Estos aceites son colectados por un reducido grupo de abejas silvestres quienes los utilizan para alimentar a sus larvas, y en algunos casos, también para impermeabilizar sus nidos. 

C. polyrhiza es una de las Calceolarias de mayor distribuci√≥n en Argentina. Se trata de una hierba, perenne, end√©mica de Patagonia, que habita lugares tan diversos como los bosques de Nothofagus, los pastizales subandinos y la √°rida estepa patag√≥nica. Florece generalmente durante los meses de noviembre y diciembre. Sus flores son amarillas y pueden presentar m√°culas rojizas de variados tama√Īos y dise√Īos. Los frutos son c√°psulas que se abren a la madurez, liberando peque√Īas y numerosas semillas, dispersadas por la gravedad y el viento.

En las Sierras de Córdoba es posible observar dos especies de Calceolarias, que habitan distintos pisos altitudinales. C. parviflora, es una planta arrosetada que crece en bordes de caminos, en los límites del bosque, desde los 500 m hasta los 1500 m de altitud, mientras que C. teucrioides es un arbusto bajo que crece por encima de los 1000 m, en los pastizales de altura. Ambas especies tienen flores amarillas con maculas rojizas. C. parviflora florece desde octubre a febrero, mientras que C. teucrioides florece en los meses de diciembre y enero. 

© Texto: Andrea Cosacov y Alicia Sérsic.  Fotografías: Andrea Cocucci, Alicia Sérsic y Andrea Cosacov - Ecosistemas Argentinos